26 Mar

¿Detox o no detox? Descubre cuál te conviene según tu estilo de vida

detox estilo de vida

detox estilo de vida

Descubre cuál tipo de detox te conviene.

Hacer detox es una práctica que ha ganado popularidad en los últimos años. No necesitas ser un apasionado a la vida sana para sentirte motivado a hacer un detox. Actualmente los profesionales en salud holística recomiendan hacer detox por periodos de tiempo por distintas razones:

  • La obvia: eliminar toxinas del cuerpo u órganos específicos
  • Las menos obvias: ayudar el cuerpo a sanar enfermedades crónicas y malestares relacionados, impulsar la pérdida de peso, darle descanso al estómago, acabar con la retención de líquidos, identificar agentes causantes de alergias o sensibilidades, y más.

Para hacer una desintoxicación es bueno saber el por qué lo estamos haciendo, cual es nuestra intención y nuestras metas. Si no eres un profesional en la salud y tienes pocos conocimientos sobre salud nutricional, es muy recomendado, casi que necesario que apoyes tu proceso con un profesional en salud nutricional.  ¿Por qué? depende de tus metas y tu condición de salud; no queremos que el detox te lleve a sentir peor al final. Y además porque te guiará al tipo de detox adecuado según tu estilo de vida.

En mi práctica  de asesorías nutricionales suelo recibir personas entusiasmadas con hacer un detox. El primer tipo de desintoxicación que se les viene a la mente, o tal vez el más popular, es el de sólo jugos. Pero una desintoxicación de sólo jugos no es recomendado para todas las personas en todos los momentos de su vida pues tu estilo de vida determinará si podrás culminarlo con éxito o no.

Estos son los 3 tipos de detox que actualmente manejo con mis clientes según sus requerimientos y estilos de vida. También dependiendo de sus metas es posible fusionarlos y potencializar los resultados:

  • De Ayuno – sólo jugos:

Este es el más popular últimamente. Consiste en tomar sólo jugos o zumos de vegetales y frutas durante un periodo de tiempo. Es realmente el más intenso de los detox. Suelo llamarle “Detox espiritual” porque realmente requiere un alto grado de conexión contigo mismo, de voluntad, de alza de consciencia, de auto-compasión y de poca interacción con personas y objetos de energías alteradas. No es para todo el mundo pues para una persona con un estilo de vida agitado, que trabaja fuera, moviéndose todo el tiempo de lugar, interactuando con más personas y con alto gasto energético, hacer este detox puede ser un intento fallido.

Este es recomendado para quienes pasan todo el día en casa y tienen la disponibilidad de prepararse sus jugos todo el día. Tal vez durante la semana laboral normal te queda difícil; pero si puedes tomarte unos días libres para ti y hacer este plan, sería lo ideal. O también hacerlo durante el fin de semana que puedas quedarte en casa.

  • Crudo vegano:

Este detox comprende alimentos vegetales sin cocinar por un periodo de tiempo. Tus comidas serán: frutas, vegetales, ensaladas frescas, germinados y jugos. Este tipo de detox lo recomiendo para aquellos quienes desean desintoxicarse pero su estilo de vida agitado no les permite guardar el reposo y la calma que puede requerir un detox de jugos, y son conscientes de su gran fuerza de intención. Para este detox necesitas planeación de alimentos o food prepping: preparar tus ensaladas por adelantado para llevarlos a donde salgas y te vayas a sentir con hambre, cargar con tus snacks de frutas y tus jugos.  También es recomendado para quienes están siempre en casa pero no se sienten seguros si puedan llevar a culminar un plan de sólo jugos.

  • De eliminación:

Este es tal vez el menos intenso de los detox, aún así es muy efectivo para quienes lo realizan con disciplina. En este tipo de detox se come relativamente normal pero se eliminan ciertos grupos de alimentos los cuales se identifican como posibles causantes de sensibilidad: azúcares refinados, alimentos conteniendo gluten, lácteos, embutidos, huevos, aceites refinados, sal refinada, cierto grupo de vegetales, derivados de la soya, cafeína, alcohol, algunas carnes animales, o incluso quitarlas en su totalidad.

Este tipo de detox es perfecto para quienes les interesan recibir grandes beneficios, ver cambios en su cuerpo y salud sin irse al extremo de sentirse que no pueden comer nada. También para quienes tienen estilo de vidas agitados. Lo que se necesita al igual que el anterior es food prepping o planeación de alimentos.

Si te interesa saber más sobre cómo acceder a un plan de desintoxicación de eliminación, te invito a que chequees mi programa de desintoxicación llamado “10 días transformación y detox” el cual fue lanzado en Enero 2016 en colaboración de una colega también coach nutricional, Vesna Gino, y ha ayudado a cientos de personas en Latino América y Estados Unidos a alcanzar sus metas de salud.

¿Alguna vez has hecho una desintoxicación o te ha llamado la atención? Déjame saber tu experiencia con los detox o cualquier preguntas que tengas al respecto.

Con amor,

Andrea

05 Dic

Alimentación consciente: Sobre por qué abandoné el vegetarianismo

abandoné el vegetarianismo

Hace unas semanas abandoné el vegetarianismo. Aquí te explico por qué.

No había hecho esto “público” pero quiero contarles que abandoné el vegetarianismo. Hace unas 5-6 semanas o algo así, empecé a comer carnes animales nuevamente después de un año como pesco-vegetariana. No quería aún reconocermelo pero sí, abandoné el vegetarianismo.

Quiero compartirles esta publicación a manera de apoyar sus procesos individuales encontrando la alimentación que realmente más les convenga.

Este no es una publicación en contra del vegetarianismo ni nada por el estilo. Es una publicación para resaltar la importancia de la BIOINDIVIDUALIDAD. Ningún cuerpo es igual al otro y lo que es comida para mi, puede ser veneno para ti. Tomen de aquí aquella idea con la que resuenen y simplemente liberen aquella que no.

Yo no era 100% vegetariana; aún incluía algo de pescados a la semana. Pero sí quité del todo las carnes de res, pollo, cerdo, y cualquier otro animal.

Empecé con esta medida hace un año cuando de repente todas estas carnes empezaron a caerme mal digestivamente. Tuve varios meses a mediados del 2015 en los que cualquier cosa que contenía una proteína animal me hacía terminar en inflamación y acidez estomacal.

Para mi era obvia la medida a tomar y decidí probar por 1 mes entero de vegetarianismo total. Ni siquiera pescados. Al pasar el mes sentía excelente digestivamente pero sentía que mi cuerpo estaba pidiéndome una proteína animal. Por tanto decidí probar comiendo pescados 1 o 2 veces a la semana. Esta medida resultó perfecta; el pescado no me ocasionaba malestares. Y así siguió todo el año 2016.

abandoné el vegetarianismo

En Portugués “Seja Vegetariano” (Sea vegetariano)

En el año 2012 se me diagnosticó el famoso síndrome de ovarios poliquísticos (SOPQ), el cual mantuve totalmente controlado por años debido a la buena alimentación que estaba llevando para mí.

En Mayo de 2016 cuando ya tenía unos 6 meses como pesco-vegetariana, decido ir al ginecólogo porque venía presentando irregularidades en mis períodos menstruales y acné. La sorpresa me la llevé yo cuando el ginecólogo me muestra a través de su ultra-sonido mis 2 ovarios repletos de quistes. Estos quistes ya habían desaparecido de mi vida desde finales del 2013 y para mí era muy frustrante saber que volví a lo mismo.

Este síndrome es muy común en las mujeres y básicamente es un desbalance hormonal que ocasiona una serie de otras enfermedades tales como: resistencia a la insulina, diabetes, obesidad, hirsutismo, amenorrea o cualquier otra irregularidad menstrual, pérdida de cabello, quistes en los ovarios, acné, infertilidad y muchos más. Si quieres aprender más de esto y como llevar una mejor alimentación ligada a este síndrome, te recomiendo leer: Tratamiento Natural para Ovarios Poliquísticos.

Después de los exámenes de sangre, me doy cuenta de que también estaba siendo resistente a la insulina. Uno de los síntomas de diabetes tipo 2, es decir, si no me cuidaba esto ¿llegaría a ser diabética? Definitivamente no era una opción.

Empecé a hacerle muchos cambios a mi alimentación los cuales pueden leer en Tratamiento Natural para Ovarios Poliquísticos, pero aún me resistía a comer proteínas animales. Sólo me limitaba a las proteínas vegetales, pero todo profesional en la salud y nutrición sabe que las proteínas vegetales no son absorbidas tan eficientemente como sí son las animales.

La ingesta de buena y suficiente proteína es VITAL para controlar y mantener balanceados los niveles de azúcar en la sangre y por consiguiente el cuerpo pueda hacer buen uso de la insulina, calmar la ansiedad, perder peso y mantenerse saludable en general. Parece que el vegetarianismo y el SOPQ no van de la mano.

Y “en contra” de mi propia voluntad abandoné el vegetarianismo…

abandoné el vegetarianismo

China, Septiembre 2012. Es tradicional comer las patas de pollo allá! Qué te parece?

Todos ven imposible el vegetarianismo pero para mí en su momento fue la mejor opción para aplacar los males digestivos. Y de hecho sí trajo muchas cosas buenas a mi vida el quitar tantas carnes animales.

Pero las dietas vegetarianas se basan altamente en carbohidratos y aunque sólo consumía de los saludables, estaban siendo no-saludable para mí y mi condición de SOPQ pues alteraban mis niveles de azúcar debido a la falta de una proteína fuerte.

Después de 1 año, ya no estaba siendo bueno para mi y aunque de corazón no quería volver a comer animalitos, es lo que mi cuerpo estaba necesitando y pidiendo a gritos.

Los cambios visibles en control de peso y ansiedad en sólo 6 semanas son muy notorios y positivos para mí. Aún debo esperar unos meses para poder hacerme chequeos de lo que no se ve a simple vista.

Tal vez tu caso sea distinto, llevas toda una vida comiendo carnes excesivamente y puede que para aplacar tus males, lo que tu cuerpo está pidiendo es una alimentación más vegetariana, o simplemente quitar los lácteos, o el gluten… No lo sabrás hasta que lo pruebes.

Pero esto es lo lindo de la vida: que tenemos 365 nuevas oportunidades cada año de empezar de nuevo, probar, equivocarse, experimentar y conocer qué es lo mejor para cada uno de nosotros en cada momento de la vida.

Mi consejo final después de todo el larguero de palabras…

abandoné el vegetarianismo

Es que siempre estés atento a lo que dice tu cuerpo. El cuerpo siempre te está hablando de muchas formas por medio de síntomas. Desde un resfriado común hasta un cáncer son llamados de atención del cuerpo a lo que estás haciendo con tu vida cada día. Como dice un amigo mío: “Cuando la mente se resiste, el cuerpo sufre”. Creo que nunca le había encontrado tanto sentido a esas sabias palabras.

Respeto y admiro mucho a todos quienes llevan su vida en paz con los animales pero la salud no es cuestión de ideologías de activismo vegetariano. Creo firmemente que sí debemos vivir en armonía con todo lo que nos rodea pero siempre hay formas de encontrar un balance entre todos los involucrados.

¡Gracias por leer mi historia sobre por qué abandoné el vegetarianismo! Deseo recibir preguntas y comentarios de tu parte con respecto a este tema o cualquier tema de alimentación.

Recuerda que como tu coach de salud holística quiero guiarte a que te conectes con las necesidades de tu cuerpo y crees un estilo de vida sostenible al largo plazo.

Con amor,

Andrea

08 Nov

Receta de aguacates rellenos de atún

receta de aguacates rellenos

receta de aguacates rellenos

Disfrútate con esta receta de aguacates rellenos.

Esta receta de aguacates rellenos es tan fácil, versátil y deliciosa que vas a querer hacerla todos los días. Además, es rica en vitaminas, minerales, fibra, proteína, omega 3 y grasas saludables.

De esta receta de aguacates rellenos hay muchas versiones y es al final lo que más me gusta de ella; te puedes basar en una misma idea para crear infinidad de combinaciones deliciosas.

¿Por qué comer aguacate?

El aguacate es una fruta cremosa y deliciosa famosa por ser una fuente significativa de grasas. A diferencia de lo que todos suelen pensar sobre las grasas y querer evitarlas; cuando provees al cuerpo con buenas grasas, éstas te ayudan a mantener la buena salud de muchas formas. Las grasas incluso son un alimento esencial para quienes desean controlar su apetito y perder peso pues las grasas te ayudan a sentirte saciado por un mayor tiempo. Las grasas monosaturadas del aguacate ayuda a elevarl el colesterol bueno HDL y reducir el “malo” LDL. Es decir, estas grasas son muy buenas para la salud cardiovascular y se deben consumir a diario. Otros alimentos que poseen este tipo de grasas son las aceitunas y el aceite de oliva, los frutos secos (nueces de todo tipo), las semillas, pescados como el rodaballo, el bacalao y la caballa.

Además es rico en vitamina C, vitamina B6, vitamina A y potasio.

Mi receta es libre de carbohidratos almidonados por lo tanto es una buena opción para quienes desean controlar su peso y reactivar la quema de grasa.

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 aguacate maduro grande
  • 1 lata de lomitos de atún en agua
  • 1 puñado de espinaca fresca picada en tiras
  • 1 pimentón verde picado en cuadritos
  • 1/2 calabacín picado en cubitos (zucchini amarillo o squash)
  • 1 tomate rojo picado en cubitos
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • Queso de preferencia para gratinar (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto

receta de aguacates rellenos

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. En una sartén caliente salteada ligeramente por 5 minutos la espinaca con el pimentón, el zucchini, el atún y el tomate con el aceite de oliva. Sal y pimienta al gusto.
  3. Parte el aguacate en mitades, retira la semilla y rellena con el salteado. Gratina con queso bajo en grasa preferiblemente (opcional).
  4. Lleva al horno por 10 minutos o hasta tener el queso gratinado.
  5. Disfruta

receta de aguacates rellenos

Variaciones:

Eres libre de sazonar al gusto! Añade las hierbas y especias que desees: albahaca, tomillo, orégano, curry, ajo, eneldo, etc. También puedes variar los vegetales escogiendo los que más te gusten.

Si eres vegetariano puedes quitar el atún y simplemente añadir más vegetales. También puedes reemplazarlo por legumbres previamente cocidas o granos integrales como la quinua.

También puedes reemplazar el atún por otra carne, sea pollo, mariscos, res, cerdo, etc.

¿Cómo te gustaría hacer esta receta de aguacates rellenos? ¿Qué ingredientes le pondrías tú?

Con amor,

Andrea