20 Feb

Reto del agua ¿Cuánta agua de verdad necesitas tomar tú diariamente?

reto del agua

reto del agua

Te invito a que pruebes mi reto del agua.

Te preguntarás que esto de mi reto del agua; de hecho quiero que me ayudes a hacerlo una realidad. Bueno, honestamente quiero que te auto-retes y descubras cuánta agua en realidad es la que está necesitando tu cuerpo.

Todos hemos escuchado decir que es saludable tomar 8 vasos de agua al día; algo que equivale a unos 2 litros diarios aproximadamente. Yo diría que esto de verdad es lo mínimo, muy mínimo que ojalá tomáramos a diario. Pero si ustedes ya tienen un tiempo leyendo mis publicaciones o trabajando conmigo, saben que uno de mis principios en salud holística es la bioindividualidad. Es decir, cada cuerpo es distinto y por tanto tiene necesidades diferentes; lo que es comida para mi puede ser veneno para ti.

Desde hace unos años cuando empecé esta alza de consciencia hacia la salud, he procurado no tomar menos de 2 litros de agua al día porque ¡vaya que me siento mal cuando no los tomo! Pero honestamente los momentos en los que me siento mejor, es cuando tomo unos 4 litros aproximadamente. Sí, no estás leyendo mal, son 4 litros al día los que me hacen sentir mejor.

¿A qué me refiero con que me siento mejor?

  • No siento ansiedad por estar comiendo
  • Apetito super controlado
  • No necesito hacer meriendas
  • No se me antojan dulces
  • Niveles de energía al 100%
  • Desintoxicación continua a través de la orina
  • Regulación intestinal diaria
  • Piel más hidratada
  • Cero acné
  • Más control de mis sentimientos
  • Mente despejada
  • Positiva y en paz

Y siento la diferencia totalmente cuando tomo menos de los 4 litros. Si no los tomo, siento un hambre mayor, necesito comer porciones más grandes, me dan antojos, me cae sueño en horas de la tarde, me siento menos lúcida, más agarrada con los días emocionalmente difíciles. Y aunque nunca he sufrido de acné fuerte, los días de la menstruación siempre suelen aparecer unos granitos; pero estos son casi que nulos cuando estoy en una temporada de mucha agua al día.

reto del agua

Mi reto del agua es sencillo:

Haz la prueba. Rétate a aumentar tu consumo de agua diariamente. Y cuando digo agua es plenamente agua, ninguna otra bebida que hayas tomado entra en la cuenta.

Mi finalidad con este reto es que descubras cuánta agua realmente es la que tu cuerpo está necesitando. Puede que al final, descubras que sólo con 3 litros te sientes fenomenal, o que incluso tu cuerpo estaba necesitando más de 4. Todo va a depender de ti y tu bioindividualidad.

Mi recomendación para cuando hagas mi reto del agua:

  • Ayúdate con un termo de capacidad 1 L, que será tu punto de referencia para saber cuántos litros te has tomado
  • Tómate 1 litro de agua apenas despiertas. Mejor si la acompañas con 1 limón exprimido o vinagre de manzana. (Ya aquí llevas un litro menos por el cual preocuparte el resto del día).
  • Pruébalo por 2 semanas seguidas
  • Antes que cualquier otra bebida durante el día, elige agua. Así vas aumentando la ingesta fácilmente.

¿Quieres empezar a poner a prueba mi reto del agua por ti mismo?

Conoce lo que tomar más agua puede hacer por ti. Escríbeme un comentario o responde este correo, contándome de los beneficios que ha traído a tu vida el tomar más agua.

Con amor,

Andrea

 

 

 

 

24 Ene

¿Es necesario tomar suplementos vitamínicos o alimenticios?

Mi perspectiva sobre si es necesario o no tomar suplementos vitamínicos.

necesario tomar suplementos vitaminicos

Parece que el estante de las vitaminas en el super mercado cada vez se hace más grande pero ¿será realmente necesario tomar suplementos vitamínicos a diario?

Como todo lo que yo escribo , hoy escribo sobre esto pues ha estado asumiendo un rol en mi vida.

Los suplementos vitamínicos tal como lo dice el nombre, son vitaminas comprimidas en tabletas, capsulas, bebidas, y otras presentaciones para suplir las necesidades vitamínicas que aún a través de nuestra alimentación no logramos suplir.

Observaciones a tener en cuenta:

  1. Debemos tener claro que no son alimentos como tal y por tanto no sustituyen un alimento del día.
  2. No son píldoras mágicas que con sólo ser tomadas vamos a aliviar todos nuestros males. Su mejor absorbción se da cuando se tiene una alimentación realmente saludable.
  3. No son medicinas.
  4. Estoy a favor de tomar suplementos vitamínicos o alimenticios de formas inteligentes para complementar nuestra nutrición.

Los suplementos vitamínicos surgen por la necesidad de complementar la nutrición de nuestro cuerpo. Los nutrientes pueden ser de dos naturalezas: los macro y los micro. Los macro nutrientes son las grasas, las proteínas y los carbohidratos. Los micro nutrientes son las vitaminas y minerales. Hay otro nutriente esencial y es el agua.

Nuestra alimentación promedio en latinoamerica se basa en satisfacer necesidades de macro nutrientes. Nos preocupamos siempre por haber consumido la proteína adecuada, cuidamos el comer carbohidratos moderamente, y aún más las grasas. Pero pregúntate  cuando fue la última vez que te preocupaste por si tu almuerzo suplía por tus necesidades diarias de vitamina E o magnesio, por ejemplo.

Los micro nutrientes podemos encontrarlos en todos los alimentos provenientes de la naturaleza pero se encuentran en mayor proporción en los vegetales y las frutas. Y aquí viene el primer punto por el cual estoy a favor de tomarlos:

  1. El promedio de nosotros no come las cantidades necesarias de frutas al día, y mucho menos de vegetales. 2-3 porciones de frutas al día y 3 porciones bien generosas de vegetales, es un estándar recomendado por expertos en salud y nutrición de los últimos años. Por mencionar algunos: Mark Hyman, Joel Fuhrman, Andrea Beaman, Joshua Rosenthal, Kriss Carr, etc.

También ocurre que los productos naturales de los años actuales han disminuido su contenido nutricional. Como mencionaba en el artículo de los 12 Sucios y los 15 Limpios, la industria alimenticia ha modificado la forma como estos son cultivados, y en ellos encontramos más químicos y pesticidas que realmente micro nutrientes. El cuadro nutricional de la manzana del siglo XVIII de seguro era más abundante en los porcentajes y valores diarios de vitaminas y minerales, que el actual del siglo XXI. Y este es el segundo punto por el cual estoy a favor de tomarlos:

  1. Aún cumpliendo con las porciones diarias sugeridas de vegetales y frutas, éstas ya no proveen con la misma cantidad de vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos saludables que en tiempos atrás.

necesario tomar suplementos vitaminicos

Otra situación común es que habitualmente comemos el mismo tipo de cosas cada semana. Es decir, creamos el gusto y la costumbre hacia los mismos alimentos. En la casa de mis padres por ejemplo, solemos comer los mismos menús semanas tras semanas y esto nos priva de ingerir vitaminas y minerales encontrados en otros alimentos que no son de común ingesta. Y aquí va una tercera razón:

  1. Nos acostumbramos a los mismos alimentos y por tanto limitamos el tipo de micronutrientes que consumimos. Lo que conlleva a privarnos de los micronutrientes necesarios que no se encuentran en lo que habitualmente sí comemos.

También está el tema de bioindividualidad. Cada cuerpo tiene requerimientos distintos de nutrición debido a su misma constitución física heredada o adquirida a través de su cultura y hábitos. También hay requerimientos distintos de nutrición según condiciones de salud, síndromes y enfermedades. Y esta es mi cuarta razón por la cual veo útil la existencia de los suplementos vitamínicas:

  1. La salud de nuestros órganos, sistemas y por tanto nuestra salud en general, puede ser optimizada según nuestros requerimientos por los suplementos vitamínicos o alimenticios.

Con esto no quiero decirte que debes ir inmediatamente a comprar suplementos vitamínicos. Como dije en el último punto, cada cuerpo es diferente y esto debe ser los que prima antes de tomar cualquier decisión.

necesario tomar suplementos vitaminicos

Para las chicas que padecemos de desórdenes hormonales como es el de ovarios poliquísticos, apoyar el buen funcionamiento de nuestras glándulas, las cuales son las que producen las hormonas, con suplementos vitamínicos puede ser de gran ayuda.

Una recomendación más es que tomes los suplementos por periodos de 3 meses para poder ver mejorías, cambios y efectos en tu salud. Aunque sí se pueden notar buenos efectos con solo semanas de estarlos tomando, no siempre es así pues los cambios reales se reflejan en el cuerpo con varios meses de estar recibiendo cierto micronutriente constantemente.

Seguro te preguntarás cuál debes tomar tu. Eso no podría decírtelo a ciencia cierta pero voy a recomendarte algunos básicos y recomendados para todos:

  • Vitaminas varias o multivitaminicos
  • Complejo B (especialmente para vegetarianos)
  • Ácido fólico
  • Colágeno
  • Omega 3 / Aceite de hígado de pescado
  • Zinc
  • Selenio
  • Probioticos
  • Calcio+Magnesio
  • Cúrcuma
  • Spirulina
  • Moringa
  • CoQ10
  • Clorofila

Si padeces de alguna condición de salud, te invito a consultar con un profesional de salud o puedes instruirte al respecto en internet, sobre cuales suplementos te convendría tomar.

Una última recomendación, asegúrate de la calidad de los suplementos pues actualmente hay mucha oferta de productos; unos más baratos, otros más costosos, pero al final lo más importante es la seguridad certificada de un laboratorio confiable.

¿Preguntas sobre este tema? por favor deja tu comentario o escríbeme al correo coachandrea@andrearoa.net

Con amor,

Andrea

 

 

 

 

17 Ene

Los 12 sucios y los 15 limpios

los 12 sucios y los 15 limpios

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre los 12 sucios y los 15 limpios?

Los 12 sucios y los 15 limpios es una tabla creada por varios activistas del comer orgánico a nivel mundial siendo la EWG (Environmental Working Group) la mayor organización activista.

los 12 sucios y los 15 limpios

Hace siglos cuando no existía una industria alimenticia como tal todos comíamos orgánico. Todo lo proveniente de la naturaleza era cultivado y crecido en granjas familiares las cuales alimentaban a sus comunidades cercanas. Eran alimentos realmente ricos en micronutrientes, es decir, en vitaminas, minerales, antioxidantes. De la misma forma, los animales eran criados de formas naturales, alimentados de pasto o el alimento que originalmente sí comía ese animal; no se les inyectaban hormonas ni se prevenían sus enfermedades con antibióticos. Eran animales que se convertían en alimentos también muy nutritivos y magros. Todo esto explica en parte el por qué nuestros tatarabuelos y antepasados tenían vidas más sanas y no existían la infinidad de enfermedades extrañas y severas que conocemos hoy.

Pero después de la revolución industrial, la industria alimenticia se preocupaba más por el negocio de alimentar a un mayor número de gente. No los juzgo. Las poblaciones seguían aumentando y los gobiernos de todos lados velaban por alimentar a sus ciudadanos. El problema es que en el afán de producir a grandes escalas olvidaron la importancia de no sólo la cantidad, sino de la calidad.

Además del incontable número de alimentos procesados que conocemos hoy en día, nuestros alimentos naturales han sufrido una transformación a nivel nutricional debido a los pesticidas, fertilizantes químicos y modificaciones genéticas a los que son sometidos. Y hoy día ya no contamos con la misma calidad de alimentos que nos da la naturaleza que hace siglos. Por ejemplo, una manzana del siglo XVII era mucho más nutricional que una del siglo XXI.

El ideal es volver a comer orgánico. Los alimentos orgánicos son aquellos que no han sido expuestos a ningún tipo de químicos durante su cultivo y cosecha. Así mismo, el suelo donde son cultivados no posee ningún tipo de manipulación química.  Como les digo, este es el ideal,pero así como ustedes estoy de acuerdo en que hoy en día acceder a este tipo de alimentos es limitado; son pocas las fuentes y son más costosas que aquellos productos cultivados convencionalmente.

Y por eso hoy quiero compartirles la tabla de los 12 sucios y los 15 limpios. Originalmente se llama “Dirty Dozen & Clean 15”.

Los 12 sucios son aquellos alimentos que sufren más por su exposición a químicos. Es decir, estos 12 productos vienen más cargados de pesticidas. Los 15 limpios se refiere a los que sufren menos por la exposición a químicos. Los 12 sucios son los que se recomiendan consumir en su estado orgánico, mientras que los 15 limpios pueden ser consumidos así crecidos convencionalmente, sin mayor preocupación.

El número en que son enunciados también depende de qué tan expuesto o qué tan limpio es. Es decir, las fresas son las más sucias de todas y debes conseguirlas orgánicas si o si. Por su lado, los aguacates son bastante limpios y puedes consumirlos sin mayor riesgo.

¿Eres de los que come orgánico o convencional? ¿Cómo es tu salud? ¿Sientes que tal vez un pequeño cambio a orgánicos pueda favorecerte?

Con amor,

Andrea