24 Nov

El Arcángel Rafael y las enfermedades

El arcángel Rafael nos ayuda a entender las enfermedades como oportunidades de transformación y crecimiento espiritual.

Tal vez el arcángel Rafael es uno de los más nombrados en la actualidad y lo relacionan mucho con los enfermos. De hecho se le ha llamado popularmente el patrón de los hospitales o de los enfermos.

 

Su nombre significa “curación de Dios” y su aura es de color verde esmeralda.

Los ángeles nos ayudan a entender las enfermedades como el reflejo de nuestra consciencia. Todo lo que sufre un cuerpo a nivel físico es un reflejo de lo que mente sufre en silencio.

¿Alguna vez has escuchado que las enfermedades son causadas por un patrón emocional? La mayor exponente de esta perspectiva clínica en las últimas décadas es la norteamericana Louise Hay. Se ha hecho famosa por sus terapias alternativas y sus libros en los que ensena cómo sanar enfermedades físicas por medio de la transformación de patrones de pensamientos ligados al miedo.

Obviamente ella no es la primera persona en hablar de estos temas. Las culturas ancestrales como la china y la india, basaban sus sistemas de sanación en esta relación de holística.

El arcángel Rafael es ese amigo de luz que nos apoyará nuestro proceso real de sanación. Hay una gran diferencia entre curar y sanar. La medicina moderna busca la curación de los síntomas. Es decir, la curación ocurre a nivel externo. Las medicinas ancestrales, también conocidas como alternativas, buscan la sanación. La sanación ocurre cuando se le da un fin real a toda la enfermedad por medio de la transformación de la mente y el alma; ocurre a nivel interno.

Con esto no quiero decir que la medicina occidental esté mal y debamos ignorarla. Al contrario, puede ser muy poderosa cuando se hace el trabajo interno paralelamente. Lo que sí es cierto es que la medicina occidental por sí sola no servirá de nada si no se trabaja a nivel de consciencia el patrón de miedo que vive dentro de nuestra mente y alma. Se podrán curar los síntomas por un rato pero vuelven a salir a la luz en la forma de la misma enfermedad o incluso otra, si no se hace el trabajo a nivel de conciencia.

Trabajamos este tema de las enfermedades después de todas las leyes universales de la energía pues la enfermedad es la materialización de un miedo latente dentro de nosotros. Recuerda que los miedos son manifestaciones de la falta de amor propio que todos debemos trabajar de tantas formas.

Desde enfermedades tan comunes como una gripe hasta un cáncer son alertas rojas que el cuerpo lanza para hacernos conscientes de aquel patrón que debemos trabajar.

Llama al Arcángel Rafael para apoyarte en el proceso de sanación de una enfermedad. Recuerda que lo que el alma calla, el cuerpo lo grita. ¿Cómo te está hablando tu cuerpo? ¿Qué síntomas son persistentes en tu cuerpo?

Ahora quiero saber de ti! Cuéntame qué enfermedades son recurrentes en tu vida para juntos en esta comunidad ayudarte a identificar el miedo que lo está generando.

Con amor,

Andrea

15 Sep

Arcángel Uriel y la ley del orden divino (Leyes Universales)

El arcángel Uriel nos enseña que todo está en orden.

El arcángel Uriel es ese arcángel que nos regala claridad y nos ayuda a ver soluciones en las soluciones confusas o “problemáticas” que se nos presentan. El arcángel Uriel nos enseña que todo está en orden.

Nos han enseñado a pensar que las cosas nos salen bien o nos salen mal. Pero cuando trabajas de la mano de los ángeles, ellos te enseñan que las cosas nunca salen bien ni mal. Las cosas salen como esperábamos o diferente a como esperábamos. Sea cual sea la situación, todo lo que sucede está en orden perfecto y ocurre para traernos un bienestar superior a nuestras vidas.

Cuando las cosas ocurren como las esperábamos sólo nos queda disfrutarlas y agradecerlas.

Cuando las cosas ocurren distinto a lo que esperábamos puede ser por 2 motivos:

  1. porque el cielo nos quiere hacer ver un camino nuevo o una alternativa diferente mejor que la que tenemos en mente
  2. porque tenemos que vivir un aprendizaje. Recuerda que los aprendizajes vienen acompañados de dolor, sufrimiento, estrés, ansiedad.

Sea cual sea el escenario, todo está en orden. Eso que está ocurriendo tiene que ocurrir para nuestro bienestar.

¿Cómo saber si la situación nos está mostrando un nuevo camino que tomar o un aprendizaje que hacer?

Para esto tenemos que remontarnos a la primera ley que trabajamos; la ley de la intención. Si no la viste, chequéala aquí.

Si lo que nos llevó a actuar estuvo basado en el amor, de seguro los ángeles nos quieren mostrar es un nuevo y mejor camino que tomar. Es como quien nos dice: “por ahí no es”.

Si lo que nos llevó a actuar estuvo basado en miedos, ego y sentimientos negativos, la vida se enfrentará a un nuevo aprendizaje.

Recuerda que los aprendizajes son momentos difíciles, pero son muy necesarios para nuestro bienestar. Como seres humanos todos sentimos dolor, frustración, confusión, y está bien. Es parte de nuestra naturaleza. Pero como seres espirituales después de permitirnos sentir todo esto, debemos sacarle provecho a la situación y verlo como una gran oportunidad para ser mejores personas.

Ser mejores personas no significa tener más títulos universitarios, o más carros, o más dinero en el banco. Ser mejor persona no es ir ascendiendo en posiciones dentro de nuestro empleo ni finalmente independizarse de nuestros padres o poder sacar adelante nuestras familias.

Pienso que ser mejor persona significa crear consciencia de que no somos un cuerpo ni somos carne, ni somos nada de lo que vemos con los ojos. Ser mejor persona es reconocerse a sí mismo como un alma infinita que usa un cuerpo físico para aprender lecciones en la tierra y le pone su mejor cara y actitud. Ser mejor personas es literalmente darle valor al ser, no al tener. Vinimos a la tierra en forma de cuerpo a ser mejor una persona. A simplemente ser. Y los ángeles están aquí para ayudarnos en esa labor.

Aprende cómo pedir señales a tus ángeles y cómo entender dichas señales con este video.

Pídele ayuda a Uriel, cuyo nombre significa “Luz de Dios” para que te ilumine y aclare tus ideas. Para que te regale luz y soluciones donde no las ves. Para que te ayude a entender si debes mejor tomar otro camino o cuál aprendizaje debes hacer.

Qué situación está necesitando ayuda del arcángel Uriel? Déjame saber todas tus inquietudes y tus experiencias con tus ángeles y todos los seres luz!

Con amor,

Andrea