13 Mar

Receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

Esta receta de mermelada de mandarina es deliciosa.

Hace poco aprendí esta receta de mermelada de mandarina para hacer en casa y de forma muy fácil. Sí hay que trabajarla a diferencia de una mermelada de fresas u otra fruta más sencilla, pero aún así es muy fácil de hacer.

Lo mejor de hacer tus propias mermeladas es que puedes tener control total del dulce que contiene. Yo soy amante de las mermeladas y un desayuno con mermeladas significa la felicidad para mi.

Pero de un tiempo acá dejé de comer mermeladas pues el alto contenido de azúcar que componen las mermeladas comerciales, no trae nada bueno a ningún cuerpo. Además me fijé que la mayoría de mermeladas traían ingredientes “de mentirita” los cuales no sabía ni pronunciar.

En algún momento viviendo en Estados Unidos, encontré una buena mermelada, natural y endulzada con stevia en una tienda especializada en productos naturales. Pero al irme de allá, volví a olvidarme de las mermeladas.

En estos días me encuentro por unas semanas en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia y me han enseñado a hacer mi propia mermelada de mandarina. Lo cual considero una oportunidad increíble para compartirla con ustedes y cada quien la adapte a su gusto y necesidades.

En esta receta de mermelada de mandarina casera, no te voy a dar realmente medidas ni cantidades; te voy a explicar el proceso y siéntete libre de hacer las cantidades necesarias.

receta mermelada de mandarina casera

Ingredientes:

  • Mandarinas dulces (por lo menos 1kg para obtener una cantidad significativa)
  • Panela (rapadura, piloncillo)

Preparación:

  1. Lavar bien y pelar las mandarinas, agrupando las cáscaras en una olla profunda
  2. Agrega bastante agua a las cáscaras y lleva a hervir. Deja hervir por 1 hora. Vuelva y agrega agua si es necesario para que siga hirviendo. Las cáscaras deben quedar al final totalmente blanditas, sin ningún sabor amargo, casi que sin sabor alguno.
  3. Mientras hierven las cáscaras, exprime las mandarinas para extraer su jugo y conserva a un lado.
  4. Cuando las cáscaras estén listas, córtalas rustica pero muy finamente en trocitos pequeños, de tal forma que no se encuentren trozos gigantes en la mermelada.
  5. Ubica las cáscaras ya picadas en una olla profunda, agrega el jugo de mandarina y agrega panela al gusto.
  6. Lleva a hervir y cuando ya empiece a secar, baja a fuego lento y revuelve constantemente. Agrega más panela si deseas según tus gustos. También puedes agregar otros ingredientes para darle tu toque personal: canela, clavos de olor, nuez moscada, jengibre rallado, pimienta, etc. Tú pones el límite!

receta de mermelada de mandarina casera

¿Estás listo para probar esta receta de mermelada de mandarina casera? Déjame saber cómo te va con la receta y si tienes alguna pregunta con la preparación.

Con amor,

Andrea

20 Feb

Reto del agua ¿Cuánta agua de verdad necesitas tomar tú diariamente?

reto del agua

reto del agua

Te invito a que pruebes mi reto del agua.

Te preguntarás que esto de mi reto del agua; de hecho quiero que me ayudes a hacerlo una realidad. Bueno, honestamente quiero que te auto-retes y descubras cuánta agua en realidad es la que está necesitando tu cuerpo.

Todos hemos escuchado decir que es saludable tomar 8 vasos de agua al día; algo que equivale a unos 2 litros diarios aproximadamente. Yo diría que esto de verdad es lo mínimo, muy mínimo que ojalá tomáramos a diario. Pero si ustedes ya tienen un tiempo leyendo mis publicaciones o trabajando conmigo, saben que uno de mis principios en salud holística es la bioindividualidad. Es decir, cada cuerpo es distinto y por tanto tiene necesidades diferentes; lo que es comida para mi puede ser veneno para ti.

Desde hace unos años cuando empecé esta alza de consciencia hacia la salud, he procurado no tomar menos de 2 litros de agua al día porque ¡vaya que me siento mal cuando no los tomo! Pero honestamente los momentos en los que me siento mejor, es cuando tomo unos 4 litros aproximadamente. Sí, no estás leyendo mal, son 4 litros al día los que me hacen sentir mejor.

¿A qué me refiero con que me siento mejor?

  • No siento ansiedad por estar comiendo
  • Apetito super controlado
  • No necesito hacer meriendas
  • No se me antojan dulces
  • Niveles de energía al 100%
  • Desintoxicación continua a través de la orina
  • Regulación intestinal diaria
  • Piel más hidratada
  • Cero acné
  • Más control de mis sentimientos
  • Mente despejada
  • Positiva y en paz

Y siento la diferencia totalmente cuando tomo menos de los 4 litros. Si no los tomo, siento un hambre mayor, necesito comer porciones más grandes, me dan antojos, me cae sueño en horas de la tarde, me siento menos lúcida, más agarrada con los días emocionalmente difíciles. Y aunque nunca he sufrido de acné fuerte, los días de la menstruación siempre suelen aparecer unos granitos; pero estos son casi que nulos cuando estoy en una temporada de mucha agua al día.

reto del agua

Mi reto del agua es sencillo:

Haz la prueba. Rétate a aumentar tu consumo de agua diariamente. Y cuando digo agua es plenamente agua, ninguna otra bebida que hayas tomado entra en la cuenta.

Mi finalidad con este reto es que descubras cuánta agua realmente es la que tu cuerpo está necesitando. Puede que al final, descubras que sólo con 3 litros te sientes fenomenal, o que incluso tu cuerpo estaba necesitando más de 4. Todo va a depender de ti y tu bioindividualidad.

Mi recomendación para cuando hagas mi reto del agua:

  • Ayúdate con un termo de capacidad 1 L, que será tu punto de referencia para saber cuántos litros te has tomado
  • Tómate 1 litro de agua apenas despiertas. Mejor si la acompañas con 1 limón exprimido o vinagre de manzana. (Ya aquí llevas un litro menos por el cual preocuparte el resto del día).
  • Pruébalo por 2 semanas seguidas
  • Antes que cualquier otra bebida durante el día, elige agua. Así vas aumentando la ingesta fácilmente.

¿Quieres empezar a poner a prueba mi reto del agua por ti mismo?

Conoce lo que tomar más agua puede hacer por ti. Escríbeme un comentario o responde este correo, contándome de los beneficios que ha traído a tu vida el tomar más agua.

Con amor,

Andrea

 

 

 

 

13 Feb

Ideas de menús saludables para la semana

ideas de menús saludables

Te comparto algunas ideas de menús saludables para la semana.

Estas ideas de menús saludables y balanceados son inspirados justamente en mis comidas. Están muy orientadas hacia un estilo de alimentación latinoamericano pues involucra alimentos que por tradición cultural y gastronómica han hecho parte de nuestras vidas. Aún así, aquí los combino de formas diferentes a las que estamos acostumbrados, pues busco realmente balancear el plato.

Un plato balanceado es aquel que posee macronutrientes y micronutrientes naturales, según los requerimientos de tu cuerpo. Estas ideas de menús saludables son perfectas para una persona con el siguiente perfil:

  • Actividad física moderada. 30 minutos al día.
  • Salud estable. Sin condiciones crónicas, síndromes, enfermedades.
  • Busca mantener su peso en rangos saludables
  • Actividad durante el día pasiva a moderada.

Quiero recordarte que si tu intención es cuidar tu peso, debes tener control sobre los macronutrientes que consumes, y debes ser muy generoso con los micronutrientes. Los macronutrientes son las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Los micro nutrientes las vitaminas y minerales, las cuales se encuentran en mayor cantidad en los vegetales y frutas.

Consejos generales

Si deseas perder peso saludablemente y no haces tanta actividad física como quisieras, debes moderar el consumo de carbohidratos almidonados. Estos alimentos son la gasolina del cuerpo cuando realizamos actividad física intensa o nos mantenemos en mucho movimiento durante el día. Por tanto, si no realizas tanta actividad física ni te mantienes activo durante el día, tu cuerpo realmente no esta necesitando tanto de estos alimentos, como panes, pastas, papas, ñames, maíz, arroz, trigo, galletas, etc.

Si ese es tu caso y logras identificar carbohidratos almidonados en todas las comidas de tu día, un buen comienzo es reducir su ingesta y no comerlas en todas las comidas del día.

Si realizas actividad física intensa en la que intervienen tus músculos, la proteína debe estar presente. No es necesario consumir cantidades exageradas de ella; una porción que ocupe el 25% de tu plato o del tamaño de la palma de tu mano.

Y en general, preferir siempre grasas naturales, sin procesar, como las encontradas en los pescados, en las semillas, aguacate, coco, aceitunas,  o en aceites extra virgen. Consumirlas con mucha moderación, 1-2 cucharadas al día hacen el trabajo bien.

Ideas de menús saludables

Desayunos

ideas de menús saludables

  • 2 huevos revueltos (o 4 claras) con abundantes vegetales salteados en aceite de coco extra virgen, acompañado de 1 arepa asada de maíz o de arroz integral o de quinua.
  • 4 cucharadas cocidas de hojuelas de avena con canela en polvo, semillas o nueces, acompañado de una porción de fruta al gusto
  • Salteado de champiñones, cebollas, espinaca y tomates, acompañados de una tostada de pan 100% integral

Almuerzos

ideas de menús saludables

  • Ensalada fresca de lechugas rizada, pimentones y rábanos, acompañados de 1 taza de frijoles o lentejas hervidas.
  • Pechuga de pollo con brócoli y zanahorias tajadas al horno
  • Filete de pescado asado acompañado de espinaca salteada en aceite de coco y quinua cocida con cebolla

Cenas

  • Sopas de vegetales variados
  • Tiras de pollo salteadas con pimentones y cebollas, sobre una cama de hojas verdes al gusto
  • “Tacos” de lechuga romana rellenos de salteado de vegetales al gusto y 1 proteína animal (al gusto).

Estas son simplemente ideas de menús saludables. Lo divertido de ellas es que son el empujoncito de inspiración para que tú las prepares según tus gustos y sazones con las especias y vegetales que más te gusten.

¿Cuáles son tus opciones de comidas normalmente? Escríbeme si tienes preguntas sobre la preparación de alguna de estas ideas.

Con amor,

Andrea