24 Nov

El Arcángel Rafael y las enfermedades

El arcángel Rafael nos ayuda a entender las enfermedades como oportunidades de transformación y crecimiento espiritual.

Tal vez el arcángel Rafael es uno de los más nombrados en la actualidad y lo relacionan mucho con los enfermos. De hecho se le ha llamado popularmente el patrón de los hospitales o de los enfermos.

 

Su nombre significa “curación de Dios” y su aura es de color verde esmeralda.

Los ángeles nos ayudan a entender las enfermedades como el reflejo de nuestra consciencia. Todo lo que sufre un cuerpo a nivel físico es un reflejo de lo que mente sufre en silencio.

¿Alguna vez has escuchado que las enfermedades son causadas por un patrón emocional? La mayor exponente de esta perspectiva clínica en las últimas décadas es la norteamericana Louise Hay. Se ha hecho famosa por sus terapias alternativas y sus libros en los que ensena cómo sanar enfermedades físicas por medio de la transformación de patrones de pensamientos ligados al miedo.

Obviamente ella no es la primera persona en hablar de estos temas. Las culturas ancestrales como la china y la india, basaban sus sistemas de sanación en esta relación de holística.

El arcángel Rafael es ese amigo de luz que nos apoyará nuestro proceso real de sanación. Hay una gran diferencia entre curar y sanar. La medicina moderna busca la curación de los síntomas. Es decir, la curación ocurre a nivel externo. Las medicinas ancestrales, también conocidas como alternativas, buscan la sanación. La sanación ocurre cuando se le da un fin real a toda la enfermedad por medio de la transformación de la mente y el alma; ocurre a nivel interno.

Con esto no quiero decir que la medicina occidental esté mal y debamos ignorarla. Al contrario, puede ser muy poderosa cuando se hace el trabajo interno paralelamente. Lo que sí es cierto es que la medicina occidental por sí sola no servirá de nada si no se trabaja a nivel de consciencia el patrón de miedo que vive dentro de nuestra mente y alma. Se podrán curar los síntomas por un rato pero vuelven a salir a la luz en la forma de la misma enfermedad o incluso otra, si no se hace el trabajo a nivel de conciencia.

Trabajamos este tema de las enfermedades después de todas las leyes universales de la energía pues la enfermedad es la materialización de un miedo latente dentro de nosotros. Recuerda que los miedos son manifestaciones de la falta de amor propio que todos debemos trabajar de tantas formas.

Desde enfermedades tan comunes como una gripe hasta un cáncer son alertas rojas que el cuerpo lanza para hacernos conscientes de aquel patrón que debemos trabajar.

Llama al Arcángel Rafael para apoyarte en el proceso de sanación de una enfermedad. Recuerda que lo que el alma calla, el cuerpo lo grita. ¿Cómo te está hablando tu cuerpo? ¿Qué síntomas son persistentes en tu cuerpo?

Ahora quiero saber de ti! Cuéntame qué enfermedades son recurrentes en tu vida para juntos en esta comunidad ayudarte a identificar el miedo que lo está generando.

Con amor,

Andrea

23 Jun

Ejercicio de autoaceptación: Trabajo con el espejo Louise Hay

trabajo con el espejo louise hay

trabajo con el espejo louise hay

De su famoso libro Trabajo con el Espejo, Louise Hay nos deja este ejercicio para fortalecer nuestro autoestima y autoaceptación.

Este ejercicio es tomado del libro Trabajo con el Espejo. Louise Hay, escritora transformacional americana parte la historia de la medicina en 2 junto a sus métodos de sanación holística.

El amor a sí mismo es la base de una vida espiritual. Quien logra amarse a sí mismo logra compartir incondicionalmente con los demás ese infinito amor que Dios ha puesto en su corazón. Aquí les dejo este video donde podrán encontrar las pautas para realizar el ejercicio básico de Trabajo con el Espejo y realzar tu autoestima y autoaceptación.

El trabajo con el espejo es muy poderoso. La mayor parte de los mensajes negativos que recibimos de niños venían de personas que nos miraban directamente a los ojos, y que quizá nos amenazaban con un dedo. Hoy, cada vez que nos miramos al espejo, casi todos nos decimos algo negativo: nos criticamos por nuestra apariencia o nos regañamos por algo. Mirarse directamente a los ojos y expresar algo positivo sobre uno mismo es, en mi opinión, la manera más rápida de obtener resultados con las afirmaciones.

Louise L. Hay

El principio del Trabajo con El espejo se basa en que la calidad de la relación que llevas contigo mismo influenciará la calidad de tus relaciones con todos los demás. Tu relación contigo mismo siempre se verá reflejada en las relaciones con los demás.

Si posees relaciones difíciles, tormentosas, absorbentes o que de una u otra forma no te hacen bien, es momento de que empieces por arreglar tu relación contigo mismo. Te apuesto que verás el cambio reflejado en cómo llevas tus relaciones con quienes te rodean.

La calidad de la relación contigo mismo determinará tus capacidades de escuchar claramente los deseos de tu corazón y conectarte con esa sabiduría interior. Más aún, una relación contigo mismo fuerte y amorosa, te permitirá conocer y cultivar los dones que se han dado sólo a ti y que el mundo espera con ansías que compartas con él.

Cuando te amas a ti mismo puedes reconocer fácilmente cuando los demás te aman de verdad. Cuando te amas a ti mismo haces más fácil para los demás el amarte a ti.

El propósito del trabajo con el espejo de Louise Hay es la autoaceptación. Normalmente al mirarnos al espejo nos llenamos de comentarios negativos hacia nosotros mismos; el ejercicio hoy se enfoca en sólo decirte cosas lindas expresándote cuánto te amas.

Realízalo 5 minutos al día por una semana entera. Puedes dividir los 5 minutos a lo largo del día o hacerlo todo de seguido. Este ejercicio sólo ocurre en la práctica, no en la teoría, así que ponte más a la obra toda esta semana a practicarlo.

Déjame saber cómo te sientes y todos los resultados y reflexiones que trajo a tu vida!

Con amor,

Andrea