08 Dic

6 Lecciones que los ángeles nos piden trabajar en el año nuevo

Hola querido lector y lectora!

Estamos a menos de 1 mes de empezar un nuevo año. Cada año trae consigo nuevas vivencias, aprendizajes, retos, personas nuevas y momentos lindos para recordar. Todo esto hace parte del regalo de la vida. Dios nos ha otorgado varios regalos después de la vida; y la compañía incondicional de los ángeles es uno de esos regalos.

En Jueves Espiritual llevamos 8 meses en un constante aprendizaje de los cuales los últimos 6 hemos ahondado en nuestra espiritualidad con ayuda de los ángeles. ¿Qué crees que Dios quiere decirte a ti justo en este momento del año, en el que estamos a punto de empezar uno nuevo?

  1. Practiquen la auto-compasión: reconozcan el significado de valorar su espíritu. Liberen los miedos de ser juzgados y vivan convencidos que el Universo entero se mueve a su favor. Trabajen por reconocer sus debilidades que no son más que sus oportunidades de aprendizaje personal. Y una vez reconocidas, acéptenlas con amor y compasión de ustedes mismos. Recuerden siempre que este momento de vida física es transitorio y que en sus almas guardan las verdades de su esencia.
  2. Reconozcan el valor del momento presente: empiecen a disfrutar el año nuevo desde ahora mismo, en el momento presente. Vivan un sólo día a la vez. Empiecen a trabajar hoy en todas esas metas que deseen alcanzar. Si hoy no pueden hacer algo al respecto, liberen la pre-ocupación y ocúpense en aquello que sí esté a su alcance. Dejen ir el pasado; recuérdenlo como el salto cuántico de conciencia que han logrado dar, y dejen de pensar en el futuro. Que sus mentes sólo reconozcan un espacio temporal para hacer todas las cosas posibles y ese es el hoy.
  3. Abracen las situaciones difíciles: disfruten de cada momento en el que las cosas suceden diferente a como lo esperaban o se salen de sus manos; es la vida diciendo que algo mejor espera por ti. Abran su mente a la existencia de alternativas que aún no logran ver y de allí empezarán a ser testigos de milagros.
  4. Liberen las expectativas: suelten las amarras hacia las expectativas que tienen hacia ustedes mismos, hacia sus vidas, hacia los demás y entre ustedes mismos. Dios quiere mostrarles las mejores alternativas y oportunidades para sus vidas; atarse a una forma posible de recibirlas bloquea la entrada libre de ellas hacia ustedes. 
  5. Aprendan a ser felices: dejen de pensar en la felicidad como un estado continúo de momentos alegres. La felicidad es la única responsabilidad para con ustedes y con el mundo en esta experiencia de vida. Sólo se considerarán personas felices cuando empiecen a reconocer el valor de los momentos de duro aprendizaje y la necesidad inherente que hay de atravesarlos. 
  6. Recobren su poder personal: Dios nos hizo a su imagen y semejanza. Hermosa enseñanza a la que debemos entender a fondo: reconocer al Señor tu Dios dentro de ti mismo, quien te ha otorgado a ti todo su exacto poder para transformar y crear la vida tal y como siempre lo has añorado. Aquellos quienes se creen víctimas del mundo no son más que sus propias víctimas; pues han menospreciado el poder que el mismo Dios les ha otorgado.

Canalizado por Andrea Roa por medio del Arcángel Gabriel. Diciembre 7 de 2016.

Después de esta hermoso mensaje del Arcángel Gabriel quiero invitarte a interiorizar estos mensajes y reflexionar cómo puedes convertirlos en tus reglas del juego para el 2017. No dejes que te tome el año nuevo sin haber hecho una reflexión sobre lo que has atravesado y hacia dónde quieres caminar de ahora en adelante. No vivas el mismo año una y otra vez; recupera tu poder personal!

Con amor,

Andrea

15 Sep

Arcángel Uriel y la ley del orden divino (Leyes Universales)

El arcángel Uriel nos enseña que todo está en orden.

El arcángel Uriel es ese arcángel que nos regala claridad y nos ayuda a ver soluciones en las soluciones confusas o “problemáticas” que se nos presentan. El arcángel Uriel nos enseña que todo está en orden.

Nos han enseñado a pensar que las cosas nos salen bien o nos salen mal. Pero cuando trabajas de la mano de los ángeles, ellos te enseñan que las cosas nunca salen bien ni mal. Las cosas salen como esperábamos o diferente a como esperábamos. Sea cual sea la situación, todo lo que sucede está en orden perfecto y ocurre para traernos un bienestar superior a nuestras vidas.

Cuando las cosas ocurren como las esperábamos sólo nos queda disfrutarlas y agradecerlas.

Cuando las cosas ocurren distinto a lo que esperábamos puede ser por 2 motivos:

  1. porque el cielo nos quiere hacer ver un camino nuevo o una alternativa diferente mejor que la que tenemos en mente
  2. porque tenemos que vivir un aprendizaje. Recuerda que los aprendizajes vienen acompañados de dolor, sufrimiento, estrés, ansiedad.

Sea cual sea el escenario, todo está en orden. Eso que está ocurriendo tiene que ocurrir para nuestro bienestar.

¿Cómo saber si la situación nos está mostrando un nuevo camino que tomar o un aprendizaje que hacer?

Para esto tenemos que remontarnos a la primera ley que trabajamos; la ley de la intención. Si no la viste, chequéala aquí.

Si lo que nos llevó a actuar estuvo basado en el amor, de seguro los ángeles nos quieren mostrar es un nuevo y mejor camino que tomar. Es como quien nos dice: “por ahí no es”.

Si lo que nos llevó a actuar estuvo basado en miedos, ego y sentimientos negativos, la vida se enfrentará a un nuevo aprendizaje.

Recuerda que los aprendizajes son momentos difíciles, pero son muy necesarios para nuestro bienestar. Como seres humanos todos sentimos dolor, frustración, confusión, y está bien. Es parte de nuestra naturaleza. Pero como seres espirituales después de permitirnos sentir todo esto, debemos sacarle provecho a la situación y verlo como una gran oportunidad para ser mejores personas.

Ser mejores personas no significa tener más títulos universitarios, o más carros, o más dinero en el banco. Ser mejor persona no es ir ascendiendo en posiciones dentro de nuestro empleo ni finalmente independizarse de nuestros padres o poder sacar adelante nuestras familias.

Pienso que ser mejor persona significa crear consciencia de que no somos un cuerpo ni somos carne, ni somos nada de lo que vemos con los ojos. Ser mejor persona es reconocerse a sí mismo como un alma infinita que usa un cuerpo físico para aprender lecciones en la tierra y le pone su mejor cara y actitud. Ser mejor personas es literalmente darle valor al ser, no al tener. Vinimos a la tierra en forma de cuerpo a ser mejor una persona. A simplemente ser. Y los ángeles están aquí para ayudarnos en esa labor.

Aprende cómo pedir señales a tus ángeles y cómo entender dichas señales con este video.

Pídele ayuda a Uriel, cuyo nombre significa “Luz de Dios” para que te ilumine y aclare tus ideas. Para que te regale luz y soluciones donde no las ves. Para que te ayude a entender si debes mejor tomar otro camino o cuál aprendizaje debes hacer.

Qué situación está necesitando ayuda del arcángel Uriel? Déjame saber todas tus inquietudes y tus experiencias con tus ángeles y todos los seres luz!

Con amor,

Andrea