13 Mar

Receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

Esta receta de mermelada de mandarina es deliciosa.

Hace poco aprendí esta receta de mermelada de mandarina para hacer en casa y de forma muy fácil. Sí hay que trabajarla a diferencia de una mermelada de fresas u otra fruta más sencilla, pero aún así es muy fácil de hacer.

Lo mejor de hacer tus propias mermeladas es que puedes tener control total del dulce que contiene. Yo soy amante de las mermeladas y un desayuno con mermeladas significa la felicidad para mi.

Pero de un tiempo acá dejé de comer mermeladas pues el alto contenido de azúcar que componen las mermeladas comerciales, no trae nada bueno a ningún cuerpo. Además me fijé que la mayoría de mermeladas traían ingredientes “de mentirita” los cuales no sabía ni pronunciar.

En algún momento viviendo en Estados Unidos, encontré una buena mermelada, natural y endulzada con stevia en una tienda especializada en productos naturales. Pero al irme de allá, volví a olvidarme de las mermeladas.

En estos días me encuentro por unas semanas en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia y me han enseñado a hacer mi propia mermelada de mandarina. Lo cual considero una oportunidad increíble para compartirla con ustedes y cada quien la adapte a su gusto y necesidades.

En esta receta de mermelada de mandarina casera, no te voy a dar realmente medidas ni cantidades; te voy a explicar el proceso y siéntete libre de hacer las cantidades necesarias.

receta mermelada de mandarina casera

Ingredientes:

  • Mandarinas dulces (por lo menos 1kg para obtener una cantidad significativa)
  • Panela (rapadura, piloncillo)

Preparación:

  1. Lavar bien y pelar las mandarinas, agrupando las cáscaras en una olla profunda
  2. Agrega bastante agua a las cáscaras y lleva a hervir. Deja hervir por 1 hora. Vuelva y agrega agua si es necesario para que siga hirviendo. Las cáscaras deben quedar al final totalmente blanditas, sin ningún sabor amargo, casi que sin sabor alguno.
  3. Mientras hierven las cáscaras, exprime las mandarinas para extraer su jugo y conserva a un lado.
  4. Cuando las cáscaras estén listas, córtalas rustica pero muy finamente en trocitos pequeños, de tal forma que no se encuentren trozos gigantes en la mermelada.
  5. Ubica las cáscaras ya picadas en una olla profunda, agrega el jugo de mandarina y agrega panela al gusto.
  6. Lleva a hervir y cuando ya empiece a secar, baja a fuego lento y revuelve constantemente. Agrega más panela si deseas según tus gustos. También puedes agregar otros ingredientes para darle tu toque personal: canela, clavos de olor, nuez moscada, jengibre rallado, pimienta, etc. Tú pones el límite!

receta de mermelada de mandarina casera

¿Estás listo para probar esta receta de mermelada de mandarina casera? Déjame saber cómo te va con la receta y si tienes alguna pregunta con la preparación.

Con amor,

Andrea