08 Sep

Arcángel Miguel y la Ley de la Intención

Si te gustó, compártelo!

Conoce la ley de la intención y cómo trabajarla de la mano de los ángeles.

Una de las leyes universales de la energía es la ley de la intención. Esta ley nos dice:

La intención define el resultado. Una acción realizada con 2 intenciones distintas resulta en 2 resultados distintos.

Es decir, lo que hacemos en sí, no define el resultado sino la intención qué depositamos sobre aquello que hacemos.

En otras palabras, el resultado que obtendremos de nuestras acciones no depende de lo que hacemos sino del sentimiento que nos llevó a actuar o a tomar una decision.

El universo funcionan bajo 2 energías: el amor y el miedo. ¿Qué intención pones tu sobre las cosas que realizas a diario? ¿Qué intención le pones a la consecución de tus metas?

En este caso no nos referimos al miedo que sentimos por la inseguridad que hay en la calle o a un desastre natural, sino al miedo que nos hace sentir el ego. Todos los sentimientos negativos son miedos generados por el ego:

  • El afán: miedo a llegar tarde
  • Impaciencia: miedo a que las cosas no sucedan como yo quiero
  • Criticar: miedo a no ser suficientemente bueno y cae en la necesidad de creerse mejor que el otro
  • Envidia: miedo a no lograr lo que deseo
  • Rabia: miedo a la incertidumbre pues las cosas no pasan como yo quiero
  • Tristeza: miedo a desapegarse a un resultado esperado
  • Rigidez o terquedad: miedo a no ser valorado
  • Celos: miedo a ser menos que alguien y perder algo
  • La mentira: miedo a no ser aprobado

Cuando actuamos desde una intención del amor generamos un bienestar en nuestra vida. Cuando actuamos desde una intención de miedo generamos un aprendizaje. El aprendizaje viene acompañado de dolor y sufrimiento.

Los aprendizajes vienen acompañados de sufrimiento y dolor. Pero son la forma como podremos reflexionar sobre nuestros miedos y finalmente liberarlos para ser plenamente felices.

Mira el video para profundizar sobre este tema de la ley de la intención y cómo trabajarla con ayuda del Arcángel Miguel; el arcángel protector.

Analiza tu día; analiza tus sentimientos cuando caes en aquellas vibraciones negativas. Antes de reaccionar o angustiarte más por algo, haz una pausa y pregúntate: ¿qué me da miedo? ¿Qué me generaría tranquilidad?

El Arcángel Miguel nos enseña que tenemos en nuestras manos el poder de generar bienestar o aprendizaje en nuestras vidas.

Cuando sientas alguna emoción del ego, repítete este mantra: “elimino los efectos de mis miedos en todas las direcciones del tiempo”. Y seguidamente visualiza cómo el arcángel Miguel limpia y protege tu energía llenándola de luz de amor.

Ahora que conoces la ley de la intención, piensa en todos los proyectos y metas que tienes en tu vida y decide activamente llevarlos a cabo desde una intención de amor. Sé compasivo contigo mismo. Ámate ilimitadamente, reconoce tu perfección y la grandeza de tu alma. Pues Él te hizo a su imagen y semejanza y no reconocer esa perfección sería no reconocerlo a Él.

Con amor,

Andrea

Si te gustó, compártelo!

Comentarios

comentarios