13 Mar

Receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

Esta receta de mermelada de mandarina es deliciosa.

Hace poco aprendí esta receta de mermelada de mandarina para hacer en casa y de forma muy fácil. Sí hay que trabajarla a diferencia de una mermelada de fresas u otra fruta más sencilla, pero aún así es muy fácil de hacer.

Lo mejor de hacer tus propias mermeladas es que puedes tener control total del dulce que contiene. Yo soy amante de las mermeladas y un desayuno con mermeladas significa la felicidad para mi.

Pero de un tiempo acá dejé de comer mermeladas pues el alto contenido de azúcar que componen las mermeladas comerciales, no trae nada bueno a ningún cuerpo. Además me fijé que la mayoría de mermeladas traían ingredientes “de mentirita” los cuales no sabía ni pronunciar.

En algún momento viviendo en Estados Unidos, encontré una buena mermelada, natural y endulzada con stevia en una tienda especializada en productos naturales. Pero al irme de allá, volví a olvidarme de las mermeladas.

En estos días me encuentro por unas semanas en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia y me han enseñado a hacer mi propia mermelada de mandarina. Lo cual considero una oportunidad increíble para compartirla con ustedes y cada quien la adapte a su gusto y necesidades.

En esta receta de mermelada de mandarina casera, no te voy a dar realmente medidas ni cantidades; te voy a explicar el proceso y siéntete libre de hacer las cantidades necesarias.

receta mermelada de mandarina casera

Ingredientes:

  • Mandarinas dulces (por lo menos 1kg para obtener una cantidad significativa)
  • Panela (rapadura, piloncillo)

Preparación:

  1. Lavar bien y pelar las mandarinas, agrupando las cáscaras en una olla profunda
  2. Agrega bastante agua a las cáscaras y lleva a hervir. Deja hervir por 1 hora. Vuelva y agrega agua si es necesario para que siga hirviendo. Las cáscaras deben quedar al final totalmente blanditas, sin ningún sabor amargo, casi que sin sabor alguno.
  3. Mientras hierven las cáscaras, exprime las mandarinas para extraer su jugo y conserva a un lado.
  4. Cuando las cáscaras estén listas, córtalas rustica pero muy finamente en trocitos pequeños, de tal forma que no se encuentren trozos gigantes en la mermelada.
  5. Ubica las cáscaras ya picadas en una olla profunda, agrega el jugo de mandarina y agrega panela al gusto.
  6. Lleva a hervir y cuando ya empiece a secar, baja a fuego lento y revuelve constantemente. Agrega más panela si deseas según tus gustos. También puedes agregar otros ingredientes para darle tu toque personal: canela, clavos de olor, nuez moscada, jengibre rallado, pimienta, etc. Tú pones el límite!

receta de mermelada de mandarina casera

¿Estás listo para probar esta receta de mermelada de mandarina casera? Déjame saber cómo te va con la receta y si tienes alguna pregunta con la preparación.

Con amor,

Andrea

13 Feb

Ideas de menús saludables para la semana

ideas de menús saludables

Te comparto algunas ideas de menús saludables para la semana.

Estas ideas de menús saludables y balanceados son inspirados justamente en mis comidas. Están muy orientadas hacia un estilo de alimentación latinoamericano pues involucra alimentos que por tradición cultural y gastronómica han hecho parte de nuestras vidas. Aún así, aquí los combino de formas diferentes a las que estamos acostumbrados, pues busco realmente balancear el plato.

Un plato balanceado es aquel que posee macronutrientes y micronutrientes naturales, según los requerimientos de tu cuerpo. Estas ideas de menús saludables son perfectas para una persona con el siguiente perfil:

  • Actividad física moderada. 30 minutos al día.
  • Salud estable. Sin condiciones crónicas, síndromes, enfermedades.
  • Busca mantener su peso en rangos saludables
  • Actividad durante el día pasiva a moderada.

Quiero recordarte que si tu intención es cuidar tu peso, debes tener control sobre los macronutrientes que consumes, y debes ser muy generoso con los micronutrientes. Los macronutrientes son las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Los micro nutrientes las vitaminas y minerales, las cuales se encuentran en mayor cantidad en los vegetales y frutas.

Consejos generales

Si deseas perder peso saludablemente y no haces tanta actividad física como quisieras, debes moderar el consumo de carbohidratos almidonados. Estos alimentos son la gasolina del cuerpo cuando realizamos actividad física intensa o nos mantenemos en mucho movimiento durante el día. Por tanto, si no realizas tanta actividad física ni te mantienes activo durante el día, tu cuerpo realmente no esta necesitando tanto de estos alimentos, como panes, pastas, papas, ñames, maíz, arroz, trigo, galletas, etc.

Si ese es tu caso y logras identificar carbohidratos almidonados en todas las comidas de tu día, un buen comienzo es reducir su ingesta y no comerlas en todas las comidas del día.

Si realizas actividad física intensa en la que intervienen tus músculos, la proteína debe estar presente. No es necesario consumir cantidades exageradas de ella; una porción que ocupe el 25% de tu plato o del tamaño de la palma de tu mano.

Y en general, preferir siempre grasas naturales, sin procesar, como las encontradas en los pescados, en las semillas, aguacate, coco, aceitunas,  o en aceites extra virgen. Consumirlas con mucha moderación, 1-2 cucharadas al día hacen el trabajo bien.

Ideas de menús saludables

Desayunos

ideas de menús saludables

  • 2 huevos revueltos (o 4 claras) con abundantes vegetales salteados en aceite de coco extra virgen, acompañado de 1 arepa asada de maíz o de arroz integral o de quinua.
  • 4 cucharadas cocidas de hojuelas de avena con canela en polvo, semillas o nueces, acompañado de una porción de fruta al gusto
  • Salteado de champiñones, cebollas, espinaca y tomates, acompañados de una tostada de pan 100% integral

Almuerzos

ideas de menús saludables

  • Ensalada fresca de lechugas rizada, pimentones y rábanos, acompañados de 1 taza de frijoles o lentejas hervidas.
  • Pechuga de pollo con brócoli y zanahorias tajadas al horno
  • Filete de pescado asado acompañado de espinaca salteada en aceite de coco y quinua cocida con cebolla

Cenas

  • Sopas de vegetales variados
  • Tiras de pollo salteadas con pimentones y cebollas, sobre una cama de hojas verdes al gusto
  • “Tacos” de lechuga romana rellenos de salteado de vegetales al gusto y 1 proteína animal (al gusto).

Estas son simplemente ideas de menús saludables. Lo divertido de ellas es que son el empujoncito de inspiración para que tú las prepares según tus gustos y sazones con las especias y vegetales que más te gusten.

¿Cuáles son tus opciones de comidas normalmente? Escríbeme si tienes preguntas sobre la preparación de alguna de estas ideas.

Con amor,

Andrea

 

 

 

06 Feb

Bolitas energéticas de mantequilla de maní

bolitas energéticas de mantequilla de maní

Las bolitas energéticas de mantequilla de maní son una merienda completa y saludable.

Hace ratico que quería compartirles una recetica de bolitas energéticas de mantequilla de maní. Hay muchas formas de hacerlas; las posibilidades de combinaciones son casi que infinitas. Todo depende de tu creatividad.

Las bolitas energéticas han incrementado su popularidad a raíz de la revolución fitness de los últimos años y se han comercializado como una buena opción para merendar . Son especialmente una excelente opción para aquellos que realizamos actividad física a diario y necesitamos proveer al cuerpo con los carbohidratos saludables y adecuados, con el fin de ayudar a regenerar los almacenes de glucógeno del músculo y el hígado.

Estos almacenes de glucógeno de los que hablo son nuestra reserva de energía la cual es utilizada a lo largo del día para mantenernos activo. Pero después de actividad física, estos almacenes casi quedan que vacíos y es necesario ayudarlos a recuperarse para poder seguir funcionando óptimamente durante el día.

Los carbohidratos son los macro nutrientes que poseen glucosa la cual pasa a convertirse en glucógeno y entonces “surte los almacenes”. Pero es importante elegir los carbohidratos adecuados y no llenarnos de azúcares ni refinados. Nuestra mejor opción siempre es lo natural: cereales integrales, legumbres, nueces, frutas, semillas.

Para esta receta de la foto utilizaremos:

  • 2 cucharadas de Mantequilla de maní 100% natural (no grasas ni azúcares añadidos)
  • 2 cucharadas de Quinua expandida de cacao
  • 3 cucharadas de Harina de coco

Rinde para 5 bolitas de tamaño mediano

bolitas energéticas de mantequilla de maní

Preparación:

  1. Mezcla todos los ingredientes en un tazón hasta formar una masa uniforme
  2. Forma las bolitas
  3. Refrigera por 10 minutos para endurecer
  4. Disfruta

¿Qué otras combinaciones se te ocurren?

Me gusta siempre tomar la mantequilla de maní natural como base pues no es sólo rica en carbohidratos, proteína y grasas saludables, sino que también regala una buena textura para que los ingredientes peguen.

En vez de quinua expandida puedes usar la quinua normal ya cocida, avena en hojuelas, semillas de chía, nibs de cacao. Y si necesitas un extra ingrediente para compactar la masa, te recomiendo la harina de coco o de almendras pues no son tan altas en almidones. También puedes usar linaza molida (semilla de lino).

Y si quieres darle una carga de proteína y cuentas con una buena marca de proteína en polvo, puedes agregarle también y reemplazar las harinas.

Como te digo anteriormente, las opciones de combinaciones son infinitas. Mientras más ingredientes te atrevas a probar, más opciones tendrás.

Déjame saber si alguna vez has probado o preparado algún tipo de bolitas energéticas de mantequilla de maní. ¿Tienes preguntas sobre la preparación, ingredientes o combinaciones? déjame tus comentarios aquí.

Con amor,

Andrea