10 Nov

El Arcángel Raguel y cómo tomar decisiones

El arcángel Raguel es ese arcángel amigo que te guía en tus decisiones.

Los ángeles me han enseñado a ver la vida como una serie de decisiones y el arcángel Raguel es ese ser luz cuya misión es ayudarnos a ver con claridad lo que hay detrás de cada decisión a la que nos enfrentamos.

Diariamente actuamos y ejecutamos muchas actividades sin estrés alguno. Pero cuando nos dicen que hay que tomar una decisión o llega una situación en la que toca escoger una cosa o la otra, nos llenamos de duda, ansiedad y miedo.

La tradición social nos ha hecho ver las decisiones como una situación en la que se gana o se pierde; una situación en la que siempre se pone en riesgo algo y si no se toma bien podemos pasarla mal.

Los ángeles me han ayudado a reformular este concepto que gira en torno de las decisiones y con ayuda de las leyes universales que hemos aprendido aquí en Jueves Espiritual, es posible entender las decisiones como un proceso natural de vivir.

Los ángeles dicen que no existen las malas decisiones. Todas las decisiones simplemente son y dependen de la intención que depositemos al tomarlas. ¿Recuerdas la ley de la intención y el arcángel Miguel? Si la intención con la que tomamos la decisión es del miedo, nos va a llevar a un aprendizaje. Si la intención fue de amor, obtendremos un bienestar.

¿Recuerdas la ley del orden divino y el arcángel Uriel? Esa ley dice que incluso si nos sucede un aprendizaje que viene cargado de sufrimiento, todo es perfecto porque es una situación que nos está mostrando un miedo que necesitamos superar.

Si el tomar una decisión está generándote miedo, duda o ansiedad, antes de proceder a tomarla, permítete sentir esas emociones y pregúntate a qué le tienes miedo. ¿Qué temes perder? En el video de hoy te explico más sobre las decisiones poniéndote un caso de mi vida personal y como aplicar todas las leyes universales que hemos aprendido de la mano de los ángeles. Todo esto con el fin de tomar decisiones desde una intención del amor y atraer a nuestra vida un constante bienestar.

El arcángel Raguel es ese amigo que te ayuda en los momentos de tomar decisiones y  a comprender los aprendizajes que yacen detrás de ellos.

¿Qué decisiones importantes puedes destacar de tu vida hoy y cuál crees que hubiese sido el resultado si hubieses actuado desde una intención de amor?

Con amor,

Andrea

27 Oct

Arcángel Zadquiel y la ley del perdón

El arcángel Zadquiel nos enseña su perspectiva hacia el perdón y la compasión.

¿Alguna vez escuchaste sobre el arcángel Zadquiel? Es el arcángel cuya misión en el mundo es mantener el equilibrio energético. El equilibrio energético en cualquier ámbito o situación de la vida ocurre cuando liberamos el dolor y nos permitimos sentir paz interior.

Los ángeles me han demostrado que el perdón no ocurre externamente. El perdón no es algo que se le otorga al otro. El perdón es algo que se regala uno mismo.

Perdonar significa liberar el dolor y tomar el aprendizaje de la situación. Perdonar significa entender que esta persona o situación difícil ha llegado a tu vida para enseñarte algo. Y cuando comprendemos esto, somos capaces de liberarnos del dolor y regalarnos paz.

¿Te has puesto a pensar por qué en tu vida han llegado las personas que han llegado? ¿Por qué te topas con ciertas personas? algunas que te han traído mucho amor y bienestar, pero algunas otras te han traído malestar y dolor. Esas personas, incluso las que te han traído malos ratos, no llegaron a ti por coincidencia.

Las relaciones interpersonales son nuestro medio de aprendizaje en la tierra. Encarnamos para aprender lecciones pendientes y esas lecciones las experimentaremos a través de las relaciones.

Los ángeles enseñan que todas las personas que nos rodean son nuestros maestros. Algunos son maestros de bienestar pues nos llenan la vida de amor y felicidad, mientras que otros son maestros de aprendizaje pues nos traen sufrimiento y dolor. Estos maestros de aprendizaje nos hacen encarar nuestros más grandes miedos y por eso chocan con nosotros de alguna forma.

En la vida tendemos a guardar rencor y quedarnos resentidos por las actuaciones de los demás. Esto es como tomar un veneno que te va matando lentamente. Esto es no valorar tu paz, tu bienestar y tu vida y otorgarle poder a alguien más sobre tu felicidad.

Es por esto que el arcángel Zadquiel se convierte en nuestro mejor amigo al momento de liberar dolores y resentimientos para finalmente otorgarnos perdón. Te invito a que chequees el video, ahondes en la ley del perdón y realices la meditación con el arcángel Zadquiel para liberar el dolor de situaciones difíciles con otras personas.

El arcángel Zadquiel te ayudará a entender el aprendizaje que hay detrás de cada persona o situación difícil, al mismo tiempo que liberas el dolor y te otorgas paz!

¿A qué persona o situación aún necesitas perdonar?

Con amor,

Andrea

13 Oct

Oración para conectar con tus ángeles cada mañana

¿Deseas conectar con tus ángeles a diario?

Este capítulo de Jueves Espiritual ha surgido por la pregunta constante que recibo sobre cómo empezar a conectar con tus ángeles. La relación con los ángeles es algo que se debe construir. Tus ángeles guardianes siempre estarán allí al lado tuyo y siempre lo han hecho pero sólo cuando explícitamente les hagas saber que quieres que ellos intervengan en tu vida, es que ellos lo harán.

 

Conectar con los ángeles es como quien sintoniza una emisora radial todas las mañanas. ¿Qué haces normalmente cuando despiertas? Simplemente te levantas de la cama y empiezas a vivir el día. Así como la relación con un amigo nuevo o con alguien que te interesa sentimentalmente, la relación con los ángeles debes hacerla un hábito del día a día. ¿Por qué? Todo con el fin de asegurarnos que diariamente ellos tomen parte de nuestra vida.

Recuerda que después del don de la vida, Dios nos ha dado el don del libre albedrío y los ángeles respetan esto. Si no les haces saber a diario que quieres que te guíen el camino y te muestren las respuestas de lo que estás preguntándote, pues simplemente no lo harán.

Es por esto que te invito a hacer una pequeña oración cada mañana apenas despiertas, antes de incluso abrir los ojos.

Primero haces una acción de gracias a Dios, agradeciendo por tu vida y todo lo que desees y seguidamente harás una oración a los ángeles donde les confirmas que quieres que hagan parte de tu vida.

En el video te guío a lo largo de una relajación en la que sintonizas primero respirando profundo y liberando todo tipo de miedo o expectativa, seguidamente visualizas el aura de tus ángeles rodeándote por todo lado. Y luego te dispones a decirles:

Queridos ángeles, acompáñenme en este día. Libero toda carga y control sobre él, pues quiero que sean ustedes quienes guíen mis pasos y me lleven a todas las situaciones, personas, momentos y pensamientos que harán de mi día un día más favorable. Pónganme las señales que necesito ver y regálenme la intuición para entenderlas.

Estas son mis palabras pero entendiendo esta idea de otorgarles poder sobre tu día, tu eres libre de expresarte como lo haces naturalmente. Puedes pedirles señales con respecto a una situación específica y ponerles margen de tiempo para que te las den.

Conectar con tus ángeles es realmente muy fácil. No necesitas clarividencia ni clariaudiencia. Todos somos clarisensibles y a medida que fortalezcas tu relación con lo divino, más clarisensible te volverás.

Yo no nací con poderes ocultos de clarividencia ni nada de eso. La clarisensibilidad que he alcanzado ha sido por el anhelo de conectar con mis ángeles y crear un hábito diario de sintonizarme con ellos. Y mientras más abierta estoy a escucharlos y saber lo que tienen por decir, más sensible siento mi intuición.

Por eso te invito a que hagas de esta oración matutina, un hábito. Así como ir a la ducha todos los días. Este no es el único método de conectar con ellos, esta no es la verdad absoluta, tu eres libre de seguir la técnica y palabras que dicta tu corazón.

¿Cómo es tu relación actual con los ángeles? ¿Has podido conectar con tus ángeles y entender sus mensajes y señales? Déjame saber una historia en la que entendiste sus señales fácilmente.

Con amor,

Andrea