13 Mar

Receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

receta de mermelada de mandarina casera

Esta receta de mermelada de mandarina es deliciosa.

Hace poco aprendí esta receta de mermelada de mandarina para hacer en casa y de forma muy fácil. Sí hay que trabajarla a diferencia de una mermelada de fresas u otra fruta más sencilla, pero aún así es muy fácil de hacer.

Lo mejor de hacer tus propias mermeladas es que puedes tener control total del dulce que contiene. Yo soy amante de las mermeladas y un desayuno con mermeladas significa la felicidad para mi.

Pero de un tiempo acá dejé de comer mermeladas pues el alto contenido de azúcar que componen las mermeladas comerciales, no trae nada bueno a ningún cuerpo. Además me fijé que la mayoría de mermeladas traían ingredientes “de mentirita” los cuales no sabía ni pronunciar.

En algún momento viviendo en Estados Unidos, encontré una buena mermelada, natural y endulzada con stevia en una tienda especializada en productos naturales. Pero al irme de allá, volví a olvidarme de las mermeladas.

En estos días me encuentro por unas semanas en las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia y me han enseñado a hacer mi propia mermelada de mandarina. Lo cual considero una oportunidad increíble para compartirla con ustedes y cada quien la adapte a su gusto y necesidades.

En esta receta de mermelada de mandarina casera, no te voy a dar realmente medidas ni cantidades; te voy a explicar el proceso y siéntete libre de hacer las cantidades necesarias.

receta mermelada de mandarina casera

Ingredientes:

  • Mandarinas dulces (por lo menos 1kg para obtener una cantidad significativa)
  • Panela (rapadura, piloncillo)

Preparación:

  1. Lavar bien y pelar las mandarinas, agrupando las cáscaras en una olla profunda
  2. Agrega bastante agua a las cáscaras y lleva a hervir. Deja hervir por 1 hora. Vuelva y agrega agua si es necesario para que siga hirviendo. Las cáscaras deben quedar al final totalmente blanditas, sin ningún sabor amargo, casi que sin sabor alguno.
  3. Mientras hierven las cáscaras, exprime las mandarinas para extraer su jugo y conserva a un lado.
  4. Cuando las cáscaras estén listas, córtalas rustica pero muy finamente en trocitos pequeños, de tal forma que no se encuentren trozos gigantes en la mermelada.
  5. Ubica las cáscaras ya picadas en una olla profunda, agrega el jugo de mandarina y agrega panela al gusto.
  6. Lleva a hervir y cuando ya empiece a secar, baja a fuego lento y revuelve constantemente. Agrega más panela si deseas según tus gustos. También puedes agregar otros ingredientes para darle tu toque personal: canela, clavos de olor, nuez moscada, jengibre rallado, pimienta, etc. Tú pones el límite!

receta de mermelada de mandarina casera

¿Estás listo para probar esta receta de mermelada de mandarina casera? Déjame saber cómo te va con la receta y si tienes alguna pregunta con la preparación.

Con amor,

Andrea

06 Mar

5 errores que se cometen cuando se desea perder peso

errores que se cometen cuando se desea perder peso

errores que se cometen cuando se desea perder peso

Conoce los errores que se cometen cuando se desea perder peso.

Escribo este artículo sobre los errores que se comenten cuando se desea perder peso pues perder peso es de los temas que más piden los lectores del blog, pero no todo se trata de consejos sobre qué hacer. Es necesario conocer qué no hacer cuando se desea perder peso. Estos son los 5 errores más comunes que se cometen cuando se desea perder peso.

  1. Volarse las comidas

Sé que no es la primera vez que escuchas el “no te saltes las comidas”. Pero déjame y te explico por qué. El volarse las comidas es una saboteador cuando se desea perder peso porque lo que dejas de comer en un momento, tu cuerpo lo termina pidiendo y hasta más en el momento siguiente.

El cuerpo es un ser inteligente por sí mismo, y las calorías y nutrientes que no le has dado en un momento se transforman en una gran ansiedad que te lleva a comer de más en la comida siguiente. Lo que no te comiste en el desayuno quieres comértelo en el almuerzo, más el almuerzo. O si no comiste suficiente en el almuerzo te darán ganas de comerte de todo en el momento de la merienda o en la cena.

Además, el volarte las comidas puedes volver lento tu tránsito intestinal: no vas al baño lo ideal, acumulas material tóxico dentro de ti, y no pierdes ningún kilo.

Es clave aquí, entender las porciones que sacian a tu cuerpo y entender los alimentos que le hacen mejor y te facilitan la pérdida de peso.

2. Desayunar ligero

¡Este es de los errores más graves! Ahora que ya sabes el error mencionado anteriormente, te explico por qué el desayuno es aún más importante. Sí, es cierto, es la primera comida del día y se llama desayuno: DES-AYUNO. Es decir, vas a romper el ayuno. Después de tantas horas sin comer en la noche y mientras dormías, los órganos y la sangre se balancearon y están más vulnerables a lo que sea que le des de primero. La chatarra que comes en el desayuno te afecta doblemente y la falta de nutrientes en el desayuno te mantendrán con hambre todo el resto del día.

El desayuno es el primer impulso de energía y salud que puedes darle a tu cuerpo. Si tu desayuno es pobre en macro y micro nutrientes, te los seguirá pidiendo el resto del día pues habrá un bache de nutrientes que nunca le diste. A mitad de mañana tendrás hambre sin falta, la cual si no es suplida allí con las comidas correctas, te llevarán a un hambre profunda en el almuerzo. Esto te lleva a perder el control sobre lo que de de verdad deseas comer en el almuerzo pro-pérdida de peso.

Mi consejo: toma un desayuno balanceado entre carbohidratos almidonados integrales, proteína animal o vegetal, algo de grasa y alimentos ricos en micro nutrientes (vitaminas y minerales) como los vegetales y las frutas. Un desayuno en el que le proporciones al cuerpo lo mejor posible.

3. No tomar suficiente agua

Les recuerdo que el agua es el primer nutriente esencial. Sin agua, habrán muchos otros nutrientes como las vitaminas y minerales que no podrán ser digeridas. El agua es además desintoxicante natural de los órganos y el cuerpo en general; y el no tomar suficiente te ocasiona retener líquidos en el cuerpo y por tanto no puedes perder peso de la forma como lo deseas.

La retención de líquidos es un método de prevención del cuerpo contra las toxinas que se quedan localizadas; el cuerpo retiene líquido para mantenerlas “diluidas y aisladas” y que no se vayan a los órganos. También la retención de líquidos ocurre cuando el cuerpo no está recibiendo suficiente agua y se ve obligado a guardar un poco de agua dentro de sí para poder funcionar en el tiempo. Sea cual sea el caso, se debe a que no estás tomando suficiente agua. Lee el artículo “Cuánta agua necesita específicamente tu cuerpo”.

4. Quitar los carbohidratos almidonados (alias: las harinas) completamente

Los carbohidratos complejos ricos en almidón, mejor conocidos y mal generalizados como “harinas” son un macro nutriente importante para nuestro cuerpo. Pero se deben tener tres consideraciones importantes:1,  realmente no necesitamos muuuuchos carbohidratos en nuestro día a menos que seamos deportistas de alto rendimiento o hagamos actividad física exigente e intensa varias veces al día. 2, que se deben consumir aquellos cuya naturaleza es integral. Y 3, que si bien puedes bajar de peso rápidamente quitándolas por completo, el día que quieras comerlas nuevamente, te estancas en la pérdida de peso y terminas recuperándolo.

Yo recomiendo comer una en la mañana pues de seguro será completamente usada durante el transcurso del día. Además si eres de los que hace actividad física en la mañana será necesaria para re-balancear el cuerpo después de ella. Si te gusta hacer ejercicio en la tarde, puedes incluir otra como merienda post-ejercicio. Pero el resto de comidas del día puedes disminuirlas e incluso obviarlas. Ah! y que siempre sean integrales es esencial. Estas las consigas en granos integrales como la avena, la quinua, amaranto, trigo integral, etc, en tubérculos como las papas y ñames, en legumbres como los frijoles, lentejas y garbanzos.

5. Consumir productos de dieta

Los alimentos diet, light, zero, bajo en calorías, etc, son de los más grandes engaños de la industria alimenticia. En un alimentación para perder peso es importante consumir alimentos realmente naturales, no procesados ni refinados de ninguna forma.

Si eres de los que acostumbra a comprar galleticas o snack light para las merienda, te sugiero reemplazarlo por una opción natural. Por ejemplo una fruta, un puñado de nueces, una tacita de avena cocida con canela, un jugo verde que incluya alguna fruta, etc.

Si bien es cierto que esto requiere de tu planeación de alimentos, también es cierto que te permitirá ahorrar dinero, y promoverá tu pérdida de peso.

Conclusión

Lleva una alimentación natural, cero procesados y refinados. Balancea los carbohidratos y los demás nutrientes en tus comidas. Y toma mucha agua.

¿Has detectado tus errores en este proceso de perder peso? Déjame saber.

Con amor,

Andrea

27 Feb

Alimentos que empeoran el estrés, ansiedad y depresión

alimentos que empeoran el estrés

alimentos que empeoran el estrés

Conoce los alimentos que empeoran el estrés y otras emociones .

Sí que hay alimentos que empeoran el estrés y otras emociones negativas como la depresión y la ansiedad. Los alimentos no sólo tienen efecto sobre la salud física de los órganos y el cuerpo sino sobre nuestros estados energéticos.

Recuerda que la salud debe ser tratada holísticamente. Esto quiere decir que debemos tratarla como un conjunto de factores que intervienen al momento de crear salud. Nuestro cuerpo es un sistema, y no sólo es físico; éste cuenta con emociones, sentimientos, energía que fluye a través de él.

No nos limitemos a tratar la salud física con alimentos y medicinas. Así mismo no debemos limitarnos a tratar nuestra salud emocional con espiritualidad y ejercicios para el manejo del estrés.

Nuestra salud emocional también depende de los alimentos que ponemos en nuestra boca. Hay ciertos grupos de alimentos que afectan nuestro sistema nervioso y nos llevan a estados de ánimo muy bajos. Entonces de nada te sirve estar haciendo tus ejercicios para manejar el estrés o leyendo libros de auto-ayuda para superar las situaciones difíciles, si con la alimentación estás saboteando tu estado de ánimo.

Aquí te comparto esos alimentos que empeoran el estrés, la ansiedad y la depresión. También te cuento qué opciones tienes para reemplazarlas.

Cafeína:

alimentos que empeoran el estrés

La principal fuente de cafeína para el mundo occidental es el café. Otras fuentes de cafeína son las bebidas gaseosas negras y todo lo hecho del cacao como el chocolate. La cafeína afecta directamente el sistema nervioso y lo pone en un estado de alerta, ocasionando en muchas personas un pobre descanso durante el sueño, irritabilidad, agitación.

En mi país Colombia, hay toda una cultura alrededor del café y la mayoría de nosotros venimos tomándolo desde temprana edad, a tal punto que pensamos que no nos está haciendo mal y que nuestro cuerpo está totalmente acostumbrado. Pero puede que no sea así en realidad y una vez empiezas a disminuir la ingesta de cafeína te das cuenta de cuánto te estaba alterando.

La cafeína es uno de esos alimentos que sugiero consumir con mucha moderación. Si necesitas la cafeína porque es lo único que te hace sacudir el sueño todas las mañanas y rendir en tus actividades, te recomiendo la moringa. Esta tiene propiedades increíbles que regulan tu energía vital y tus ritmos de sueño y actividad. Tomar té es también una buena opción, en especial si es verde o blanco pues son los que menor cantidad de cafeína tienen. Entonces te dan el empujoncito en la mañana pero sin comprometer el sistema nervioso.

O si lo que te gusta del café es la sensación calientita en tu cuerpo, te recomiendo cambiarla por infusiones herbales libres de cafeína como el tomillo, la albahaca, la yerbabuena, la camomila, entre otros.

Azúcar refinada

alimentos que empeoran el estrés

A los azúcares refinados yo ni siquiera les llamo “alimentos” pues han pasado por tantos procesos antes de convertirse en azúcar blanca, que ha perdido todos sus nutrientes y prácticamente te estás consumiendo es un químico. Al igual que la cafeína afecta al sistema nervioso, lo altera. Pero lo hace de forma muy falsa, ese estado de estimulación y energía solo dura una hora y luego lleva al cuerpo a un bajón total de azúcar, energía y ánimo. Y cuando ocurre ese bajón te llenas de más ansiedad, quieres más dulces y se crea un círculo vicioso.

Siempre cuentas con mejores alternativas para satisfacer tus antojos dulces. Las frutas por ejemplo son la opción más fácil, natural y además llena de fibra. Si tu mayor consumo de azúcar viene de los alimentos que endulzas, te recomiendo reemplazarla por miel de abejas, miel de maple, rapadura o panela, o stevia.

Las bebidas gaseosas y embotelladas normalmente tienen una alta carga de azúcares. Reemplázalas por jugos o licuados naturales, o simplemente agua.

Carnes animales

alimentos que empeoran el estrés

Muchos te dirán que las carnes en general vienen cargadas de antibióticos, hormonas y toxinas indeseadas por el cuerpo. Más allá de eso, quiero hacerte énfasis en el hecho que los animales son seres sintientes con cerebros y también sufren de estrés. Especialmente aquellos que “viven” para ser alimento y no realmente para vivir. Los animales que son destinados para la industria alimenticia, no tienen realmente una vida digna y son sometidos a formas injustas de vida. Ellos sufren de estrés y el estrés es resultado de producir una hormona la cual es tóxica para cualquiera, el cortisol.

Entonces no sólo nos comemos una proteína al comer cualquier tipo de carne, sino que también nos comemos la energía de estrés y toxinas generadas por el mismo cuerpo del animal.

Con esto no te estoy diciendo que está mal comer animal y que hay que ser vegetariano, no. Sólo quiero llamarte la atención sobre cuántos productos animales consumes diariamente pues pueden estar perturbando tu tranquilidad, haciéndote más ansioso, más estresado. Cómo bien dicen “eres lo que comes” o “en lo que comes, te conviertes”. Y de verdad que estos animales de la industria alimenticia no tienen vidas nada tranquilas; al contrario, son llenas de bastante molestia y sufrimiento.

Come las carnes animales siempre con moderación. No necesitas un pedazo gigante para darle a tu cuerpo la proteína necesaria.

Sal

alimentos que empeoran el estrés

Los alimentos altos en sodio alteran nuestra presión arterial, lo cual de entrada nos altera nuestro estado de ánimo. Estos nos hacen deshidratarnos, y a la vez ocasionan la retención de líquidos pues el cuerpo busca protegerse de los altos niveles de sodio internos.

Lleva una alimentación con una ingesta de sal moderada. Y para esto re recomiendo que cocines más en tu casa pues puedes controlar las cantidades de sal. Además te recomiendo evitar todo tipo de procesados pues todos los procesados tienen sodio escondido: entonces puede que conscientemente no estés comiendo sal pero sí lo estás haciendo en exceso.

Te recomiendo cambiar tu sal de mesa convencional por sal marina o sal rosada del Himalaya, las cuales son más bajas en sodio y vienen cargadas de minerales que ayudan al cuerpo en su funcionamiento.

Alcohol

alimentos que empeoran el estrés

El alcohol también estimula la producción de la hormona del estrés, el cortisol. Una copa o un trago de tu bebida alcohólica de preferencia pueden hacerse sentir relajado y feliz, pero más de eso puede traer efectos indeseados para tu cuerpo. El alcohol intensifica la ansiedad y depresión, aumenta el deseo de más alcohol, aumenta la presión arterial, aumenta las ganas de comer más. Todo se traduce al final en más estrés. Por eso es que el alcohol nunca es una buena salida a las malos momentos que muestra la vida.

Conclusión

La vida se vive mejor cuando se lleva en balance. No se trata ahora de evitarlos, tacharlos y ponerlos en lista negra, no. Es bueno conocer los alimentos que empeoran el estrés pues con conocimiento podemos tomar mejores decisiones de vida y hábitos. Si sabes que manejas un alto estrés en tu vida, o que estás sufriendo de depresión o ansiedad, te beneficiará el reducirlos y comerlos con mucha moderación.

¿Puedes identificar cuáles de estos alimentos pueden estar promoviendo el estrés, depresión o ansiedad en tu vida? Déjame saber en la sección de comentarios.

Con amor,

Andrea